Suelo Radiante

Cómo funciona el suelo radiante

La instalación de un sistema de calefacción por suelo radiante es relativamente sencilla de instalar debido a varios aspectos:

  1. Se utilizan elementos prefabricados
  2. Sobre los elementos prefabricados se disponen las tuberías
  3. Las tuberías se instalan en forma de serpentín, o espiral.
  4. Por las tuberías circula agua caliente procedente de un sistema de generación de calor.

Porque el suelo radiante es un sistema eficiente

Emplea una temperatura de emulsión muy baja, entre 30º y 45º con respeto a los sistemas tradicionales de radiadores 70º 75º

Con este método de calefacción ahorramos dinero, además respeta el medio ambiente debido a su bajo consumo.

Es importante saber que los radiadores tradicionales calientan, pero además de consumir más, cuesta más desprender el aire caliente homogéneamente, con el suelo radiante la superficie de emisión térmica es mucho mayor (es todo el suelo de la vivienda), por lo tanto no se requieren temperaturas tan elevadas para distribuir la misma potencia térmica.

 

La mejor opción para suelo radiante

Hay varias opciones para el funcionamiento del suelo radiante:

  • Calderas Dependiendo del material que uses (gas, gasoil, biomasa etc…) tendrá un rendimiento diferente.
  • Bombas de calor En nuestra empresa Ptoral creemos que esta es la mejor opción.
  • Energía solar Si usamos esta opción, nuestro suelo radiante pasa a ser una ayuda junto con otro método de calefacción. Con este método disminuimos el consumo y el precio de nuestro método de calefacción más caro.

Anticipar

Con el suelo radiante es importante anticipar el frío, el suelo radiante tarda más al principio emitir el calor, por ello sale más económico y rinde más este sistema cuando lo mantenemos encendido todo el día y noche a temperaturas como los (20º)

Con estas instrucciones notaremos el calor en la casa repartido de manera homogénea y con una factura que ronda entre los (100E/mes)

100Euros con una casa caliente noche y día.